La existencia de cámaras de seguridad permite a negocios y viviendas particulares disfrutar de una sensación de seguridad muy superior.

 

Es una de las formas más efectivas de ahuyentar a cualquier tipo de delincuente y permite identificarlo en caso de que se produzca un robo o cualquier otro delito en el lugar.

 

Estas cámaras pueden ser de dos tipos:

 

Cámaras que solo permiten el visionado en tiempo real a través de una pantalla en una centralita de control de seguridad.

 

Cámaras de seguridad que graban todo el contenido y lo reservan durante un tiempo estipulado.

 

En cualquiera de los dos, siempre surge la duda sobre quién puede ver las imágenes o grabaciones de cámaras de seguridad.

 

En España, las grabaciones de cámaras de seguridad deben tener en todo momento un tratamiento legal que las proteja de un uso no autorizado o ilícito.

 

El Reglamento General de Protección de Datos estipula que las grabaciones que no se pueden mantener en negocios y calles.

 

Para proteger la imagen y el honor de las personas a menos que haya ocurrido un delito o infracción o que exista una investigación policial en curso.

 

Pero, ¿qué ocurre en situaciones de hackeo?

 

La ley respecto al tratamiento de las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad es clara y empresas de seguridad y usuarios de las mismas conocen estos detalles.

 

Pero, tanto en CCTV como en cámaras de grabación temporal, los usuarios pueden experimentar un hackeo de las imágenes recogidas por parte de delincuentes digitales.

 

Esto suele ocurrir en gran medida cuando no se cambia de forma más o menos frecuente la dirección IP, ya que los hackers lo encuentran mucho más sencillo.

 

Es difícil identificar el robo de las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad y por ello es necesario tomar todas las medidas necesarias para evitarlo.

 

¿Puede una persona solicitar las grabaciones de forma legal?

 

Es posible solicitar grabaciones de cámaras de seguridad de forma legal siempre y cuando el afectado haya sido víctima de algún tipo de delito en una zona videovigilada.

 

Ante la cuestión de quién puede ver las grabaciones de cámaras de seguridad 2019 la ley establece:

 

  • Que puede hacerlo cualquier persona ante delitos en la vía pública, como pueden ser accidentes de tráfico, agresión física o robo.

 

Estas grabaciones pueden ser necesarias como prueba de que un delito ha sido cometido y para identificar al posible infractor.

 

Pero, es necesario que exista una denuncia y una investigación policial abierta.

 

Es la policía quien normalmente se encarga de ello una vez que se estipula el día y la hora por la persona en su denuncia.

 

En cualquier caso, los datos que el afectado puede solicitar son personales, es decir, del intervalo de tiempo próximo al delito.

 

Así que, por ley se protege la intimidad del resto de personas que aparecen en las grabaciones de las cámaras de seguridad según los últimos cambios introducidos en la legislación hace poco más de un año.

 

Cámaras de seguridad en Valencia.

 

En Fontán Seguridad somos especialistas en cámaras de seguridad y CCTV en Valencia y provincia.

 

Además de control de accesos CCAA, sistemas de alarmas profesionales y homologadas, así como todo lo relacionado con la seguridad electrónica.

 

La seguridad real, tanto para viviendas como para negocios, debe combinar la seguridad física y la seguridad electrónica.

 

En el siguiente enlace podrán leer una entrevista hecha por la revista “El País” al gerente de la empresa, D. Andrés Fontán, dando unos consejos de seguridad para evitar robos y ocupaciones ilegales.

 

En Fontán Seguridad le ayudamos en su proyecto sin importar la envergadura del mismo. Soliciten información y presupuesto sin compromiso.